Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

La experiencia y conocimiento de los viejos (mayores de 50 años), puede canalizarse a través de programas educativos para jóvenes, desempleados, niños y educadores.
La granja integral autosuficiente como cultura y como escuela, donde, no sólo, se desarrollen actividades para el sustento de las familias que las componen, sino que se utilice como herramienta didáctica para la educación escolar, como material de estudio e investigación para los universitarios en sus exigencias para graduarse, como laboratorio de experimentación y conclusión para los profesionales (agrónomos, veterinarios, zootecnista, biólogos, químicos, médicos naturistas, ingenieros, ambientalistas, etc.) avalados por las universidades e instituciones educativas; así como para los científicos que deseen experimentar con las ciencias biológicas (optimizar el medio ambiente y la reproducción vegetal y animal), físicas (energías renovables), ingenierías (automatización de procesos en la producción agropecuaria, la aplicación de la electrónica en el trabajo del campo, la tecnología de punta en la agroindustria, etc.).
Destruir el monopolio de las industrias agropecuarias y extender el conocimiento a niveles medios y bajos de la población campesina y casi campesina. Desplazar a los pobres de las ciudades a casi-ciudadelas campestres para generar trabajo en los campos con las comodidades de las ciudades. Crear, sostener y difundir las cadenas de comercialización, de educación y de tecnologías que puedan ser accedidas por los emprendedores y empresarios más pobres.
Mi experiencia en el tema me confirma que son posibles "las granjas integrales autosuficientes" para generar trabajo y emprendimiento; subir de nivel y estatus a las clases menos favorecidas y generar empleo, empresa, cultura, salud, bienestar y consecuentemente una estabilidad económica para el país con un PIB creciente.

Más información

propuesta

LA EXPERIENCIA Y SABIDURIA DE LOS VIEJOS SE COMPARTE

0Firmas
Estado: 
Activo